Los seguros colectivos abiertos, simplemente le dan la oportunidad al trabajador de la empresa de contratar un seguro privado, con una serie de ventajas sobre los seguros individuales. Frente a esta posibilidad están los seguros de colectivos cerrados, donde la empresa directamente contrata el seguro para todos, existiendo también formas mixtas.

 

Es uno de los beneficios sociales más valorados por los empleados, y para las empresas es un elemento de control del absentismo y de fidelización de los empleados por el hasta ahora beneficio fiscal que gozaba. Siguen disfrutando de beneficio las personas con base máxima de cotización (sueldo superior a 3.597 euros mensual) A partir de esa cifra, la empresa ya no paga más, por lo que los cambios del Gobierno no les atañe.

Para recibir más información complete el formulario

Compañías